Blogia
De Vere y Herri Gardens

Una especie de introducción a La Isla del Tesoro

Una especie de introducción a La Isla del Tesoro

                  Comenzar con un párrafo de “La infancia recuperada” de Savater:

La narración más pura que conozco, la que reúne con perfección más singular lo iniciático y lo épico, las sombras de la violencia y lo macabro con el fulgor incomparable de la audacia victoriosa, el perfume de la aventura marinera –que siempre es la aventura más perfecta, la aventura absoluta- con la sutil complejidad de la primera y decisiva elección moral, en una palabra, la historia más hermosa que jamás me han contado es la ISLA DEL TESORO.

 

                    En el prólogo aparece el poema, que nos hubiera gustado poner al comienzo de nuestra bitácora:

 

 TO THE HESITATING PURCHASER           PARA EL COMPRADOR  INDECISO


If sailor tales to sailor tunes,                            Si los cuentos que narran los marinos,
Storm and adventure, heat and cold,               de tormentas y aventuras,  amores y odios, 
If schooners, islands, and maroons,                 de barcos, islas, Robinsones
And buccaneers, and buried gold,                   y bucaneros y enterrados tesoros,
And all the old romance, retold                       y todas las viejas historias, recontadas 
Exactly in the ancient way,                              exactamente de la antigua manera
Can please, as me they pleased of old,            pueden gustar, como me gustaron,
The wiser youngsters of today:                       a los sensatos jóvenes de hoy:
--So be it, and fall on! If not,                           -¡Qué más pedir! Y si no, 
If studious youth no longer crave,                   si la estudiosa juventud, perdida la pasión 
His ancient appetites forgot,                            y olvidadas  antiguas apetencias
Kingston, or Ballantyne the brave,                  por ir con Kingston o con el valiente Ballantyne,
Or Cooper of the wood and wave:                  o con Cooper y atravesar bosques y mares:
So be it, also! And may I                                Bien. ¡Así sea! Y que pueda yo
And all my pirates share the grave                 con todos mis piratas compartir la tumba
Where these and their creations lie!               donde descansan ellos y sus sueños.

 

           Hemos hecho una traducción chapucera pero lo más fiel posible.

 

               Del poema nos ha llamado la atención una palabra MAROONS, que en inglés tiene el sentido entre otros de : “persona abandonada sin recursos en una isla” proviene del castellano CIMARRON, que en el Corominas  define como:- americanismo-, “alzado, montaraz, aplicado a los indios, negros y animales huidos” “salvaje, silvestre” probablemente derivado de cima, por los montes donde huían los cimarrones” en castellano tenemos otras acepciones similares: cerrero, cerril y montaraz; con el mismo sentido relacionado con sitios altos. En las cimas, los cerros y los montes han estado en nuestra cultura los huidos.

               Todavía hoy viven en Jamaica los Maroons, un pueblo descendiente de los esclavos  que escaparon a las partes más aisladas de la Blue Montain y del misterioso Cockpit Country e hicieron guerra de guerrillas a las tropas inglesas hasta conseguir un tratado de Independencia. Son un grupo que preserva su herencia cultural africana con dignidad y orgullo.  Estamos seguros que a Stevenson, siempre amante de la libertad,  le hubiera interesado esta historia.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

20 comentarios

Fabian -

diganme el autor de La isla del tesoro la ptm=pu madr

Charles de Batz -

Para mi que también, por lo que llevamos dicho del tal Hobsbawm, de la rebeldía, etc...

Está muy bien traído, teniendo en cuenta, como apunta Lady, que hasta hace bien poco estaban olvidados o considerados como simples bandidos.

ladydark -

Vere y tan a cuento que viene, hasta el año 2.001,en que se rehabilitaron, los miembros del maquis eran considerados para la justicia como bandoleros, amén de cosas peores, bandidos y criminales. Gran parte de ellos pasaron sus vidas luchando, primero en nuestra guerra civil, despues en la resistencia francesa durante la Segunda Guerra Mundial y por último intentando derrocar la dictadura. Asi que yo creo que estan muy bien traidos Vere.

Vere -

Y el maquis, ¿no viene a cuento?

Charles de Batz -

Pues si, y de verdad, sería cosa de mirar como traducir lo de Santa Serendipia al Santoral y celebrar ese día por todo lo alto en nuestros cuadernos ;-)

Salud y Fraternidad

ladydark -

Serendipias, azares, casos fortuitos... vaya dos. Y gracias a ambos por abrirnos una puerta bandolera.

Herri -

Eres más rápido que el Tempranillo

Anónimo -

Charles, Bandolero, Justamente estaba reescribiendo una ferase en mi comentario cuando me he dado cuenta de que ya habías contestado.
Tomo nota de los libros que recomiendas; en verdad es un tema apasionante.
Los tomos de Zugasti, si resultan petulantes e incluso a veces de recargado lenguaje, pero merecen la pena ser leidos.
Salud

Charles de Batz -

!glups! ¿se han barajeado los comentarios?

Herri -

No quiero olvidar a esos montaraces ibéricos, los bandoleros; recordarlos como C.B. de Quirós, con la existencia de una línea de continuidad entre Diego Corrientes, el valiente hijo de Utrera, y el invicto aunque inmolado Seisdedos de Casas Viejas, o a la manera del historiador inglés E.J. Hobsbawm, para quien el bandolerismo, como muy acertadamente ha señalado Chaeles, es una forma de protesta social muy primitiva, un fenómeno pre-político.
Quiero poner un breve extracto de la introducción que hace en su libro Julián de Zugasti, “El bandolerismo; Estudio social y memorias históricas”, quien fue azote de bandoleros, con medidas que bordeaban la legalidad y cerebro de la “Ley de fugas”, durante su estancia al frente del Gobierno Civil de Cordoba el año de 1870:
“Voy a recorrer un campo no explorado, en donde nos saldrán al paso trágicos sucesos, aventuras sorprendentes, caracteres indomables, siniestras y extrañas figuras, y hombres funestamente extraordinarios, que con otra educación, y bien dirigidas sus poderosas fuerzas de acción y de inteligencia, habrían podido honrar a su patria y admirar al mundo como guerreros insignes, o ilustres gobernantes.”
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Charles de Batz -

Recordarás amigo Herri que fue Zugasti el primero en emplear la fotografía en las fichas policiales como manera de ir mas allá de las peregrinas descripciones que se hacían hasta entonces de los bandidos y salteadores.

El relato de la experiencia del autor de "El bandolerismo" es apasionante y aunque no esta exento de cierto autobombo, eso siempre resulta inevitable, es un libro imprescindible para cualquier persona interesada en el tema.

A esos dos clásicos que tu mencionas yo añadiría otros más, que sin ser tan fundamentales resultan de interés como es el increíble "Los peligros de Madrid" de Baptista Remiro de Navarra -aunque trata de otro tipo de fechorías en la época de los Austria-, "El bandolerismo Gallego" de Beatriz López Morán y otros tantos que hablan del mismo tema en Aragón, Navarra, Cadiz, Guipuzcoa, Asturias, Cataluña, etc...

Parece como si en cada uno de esos lugares se desarrollara el bandolerismo en circunstancias o por motivos que difieren en algo aunque la forma fuera bastante parecida. Eso es lo que hace que, según algunos, la formulación de Hobswan fuera aplicable en según que casos.



Vere -

Ladydark, te agradecemos que entres aunque estés tan ocupada.
Tienes razón, es el "barco negrero" de Turner. Seguimos entre la caña, el café, los manglares...

ladydark -

En el cuento "Los fugitivos", también Carpentier recoge el tema del cimarrón. Así unimos a Stevenson con la Cuba, hoy literaria en vez de musical, de ayer. Del poema, sin palabras, damos por bueno que forma parte de vuestro cuaderno. El cuadro, tal vez podría ser Turner, asi que sacadme de dudas. (También me he acordado de mi café favorito, buenisimo, fuerte y muy oscuro, denso, el Jamaica Blue Mountain)

Vere -

¡Que suerte tenerte entre nosotros Charles! Nosotros somos mucho más caóticos que tu. El tema de los cimarrones nos surgió sobre la marcha. Nos acordamos de un articulo sobre los maroons jamaicanos con Cudjoe a la cabeza y, te pones a soñar....Cockpit cuntry -en lo alto de las colinas, rodeado de niebla y con el húmedo aire pesadamente cargado de olor a pimienta jamaicana y jazmin- y el resto de personajes, como dices Toussaint L'0uverture que creo retrató Carpentier en el REINO DE ESTE MUNDO, el cubano Diego Grillo que llegó a comandar una flota inglesa, el borgiano Morell o loa que en él creian, tantos otros.

Charles de Batz -

(Comentario hecho cuchara en mano)

Estas cuestiones relacionadas con cimarrones, fugitivos, bandidos y huídos son algo que desde siempre han despertado en mi una pasión que se ha ido traduciendo a lo largo de los años en algo más que un delicioso apartado de mi biblioteca dedicado a a la cuestión.

De cimarrones existe poco escrito, que yo sepa, y son relatos a los que no puedo evitar casarlos con el maravilloso recuerdo de mi primera lectura de la "Historia Universal de la Infamia".

Hay un Cimarrón del que se ha escrito una biografía, un tal Esteban Montejo, aunque no tengo la fortuna de haberla leído mas que en los extractos de un artículo que trataba algunos episodios de su vida.

Una de las primeras cosas que me ha venido a la cabeza, ahora que recorro mentalmente ese sección de mi biblioteca, es aquello que contaba Hobswan, no se si en Rebeldes Primitivos o Bandidos, relativo a lo que el llamaba algo así como el "Bandido Social" es en lo que termino por convertirse muchas veces el Cimarrón hasta llegar al revolucionario, como ocurrió con Toussaint L'Ouverture en Haiti o la Guerra de Canudos en Brasil. Hace tiempo leí un interesante libro, que seguramente ya conocereis, titulado "Los Jacobinos Negros" que trata el caso de Haiti.

Neruda le dedica a Toussaint un poema en el Canto General:

"Toussaint L'0uverture anuda
la vegetal soberanía,
la majestad encadenada,
la sorda voz de los tambores
y ataca, cierra el paso, sube,
ordena, expulsa, desafía
como un monarca natural,
hasta que en la red tenebrosa
cae y lo llevan por los mares
arrastrado y atropellado
como el regreso de su raza,
tirado a la muerte secreta
de las sentinas y los sòtanos.
Pero en la isla arden las peñas,
hablan las ramas escondidas,
se transmiten las esperanzas,
surgen los muros del baluarte.
La libertad es bosque tuyo,
oscuro hermano, preserva
tu memoria de sufrimientos
y que los héroes pasados
custodien tu mágica espuma."

Esto es, de manera apresurada, parte de lo que me sugiere vuestro escrito.

Salud y Fraternidad

Vailima -

Lo mismo son robots y todavía no nos hemos dado cuenta... ahh! no hay nada como ser humano y no trabajar!!!!

Herri -

Ya ves Vailima. ¿Nos estarán invadiendo los japoneses?

Vailima -

¡qué prisas tenéis todos! ¿es que todo el mundo en este país tiene la manía de irse a trabajar?

ladydark -

Me gusta tanto la historia de hoy que comencé a leerla y lo he dejado para cuando este tranquila, asi que, amigos, a la tarde, hablamos.

Charles de Batz -

Unas palabras:

justo cuando tengo que salir, veo que habéis adornado vuestro cuaderno con una de esas anotaciones que le animan a uno a perderse en mil divagaciones y comentarios.

Si no se me escapan los muy ..., prometo volver con ellos en cuanto me sea posible.

Salud y Fraternidad
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres