Blogia
De Vere y Herri Gardens

LAS MANZANAS DE SODOMA

                    

                   “Las manzanas de Sodoma”. Así llama Melville a Las Encantadas, lugares donde la cólera divina se ha ejercido convirtiéndolas en un montón de cenizas. “Fijas, fundidas, pegadas fuertemente al mismo cuerpo de la cadavérica muerte” Tierra baldía, huerto de escorias y desolación. Y sobre ese desierto se ejerce el encanto, en el sentido de hechizo, que se personaliza en las tortugas que dieron el nombre a las islas.

 “La mayoría de los marinos abriga una vieja superstición tan grotesca como espantosa. Creen seriamente que todos los oficiales malvados, y en especial los comodoros y capitanes, se transforman al morir  (y en algunos casos, antes de ello) en tortugas;  y moran en adelante sobre estas ardientes arideces como únicos señores solitarios de las escorias…”  

“Parecían recién arrancadas de debajo de los cimientos del mundo. Además, se parecían a las mismas tortugas sobre cuyos lomos asentaron los hindúes los cimientos de la esfera terrestre…Que estas tortugas son víctima de algún castigo o de algún endiablado encantador que les impone el suplicio, me parece algo muy probable. Y si uno observa la extraña pasión de su esfuerzo desesperado que tan a menudo las posee, nada queda más claro…”

“Después imaginé a  aquellos tres monstruos enderezándose siglo tras siglo, retorciéndose a través de las sombras, oscuros como hombres de forja, arrastrándose tan lenta y pesadamente que no sólo crecían hongos bajo sus patas, sino que también brotaba sobre sus lomos un musgo fuliginoso.”

“A menudo en ambientes de regocijo colectivo, especialmente en fiestas dadas en las viejas mansiones a la luz de los candelabros, las sombras arrojadas hasta los más apartados rincones de una espaciosa sala cobran la apariencia de embrujados y solitarios bosques. Y he llamado la atención de mis compañeros de fiesta a causa de mi mirada fija y mi súbito cambio de semblante al creer ver cómo surgía lentamente de esas soledades imaginadas y cómo se arrastraba torpemente por el piso el fantasma de una tortuga gigante con la leyenda “Memento” escrita con letras ardientes sobre el lomo.”

                        La posibilidad espantosa de que nuestros zarandeados espíritus se encarnen después de nuestra muerte (o antes de ella como le ocurrió a un conocido político quelonio allá en nuestro lejano país) nos hace pensar, que lo que para Melville era la imagen misma del castigo eterno más atroz, en otras culturas podría ser la imagen de la serenidad y la ausencia de pasiones; nosotros dudamos y, en todo caso, tenemos claro que lo peor que le puede ocurrir a una de esas seculares tortugas es toparse con humanos, y que ya sean los bucaneros de Melville o los científicos del Beagle, iban acabar hechas sopa y en la mesa.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

12 comentarios

Herri -

Exacto Vere, estamos entre reptiles.
Sobre Gould, prefiero a su primo Glen :-), est otro demasiado complicado para mis neuronas.
Charles, gracias por tu link, me ha descubierto alguna isla no conocida por mí. Tu llegada ha sido la mejor sorpresa del día.
Ladydark, aquí no vence la ballena, Melville se come las tortugas. Gracias por tus links que iremos mirando poco a poco.
Jafa, delicioso y como siempre ingenioso tu juego.


Vere -

Charles, me ha encantado tu link, me ha recordado que de niños mis hermanos y yo, buscábamos con mis padres al atardecer la isla de San Barandán en las costas asturianas. Vailima, soy un forofo de Gould y he hojeado el libro , pero el tamaño y la densidad me han echado para atrás, prometo intentarlo de nuevo.
Podemos ahora enlazar con el principio. ¿No serán las Manzanas de Sodoma las del conocimiento,las que nos han expulsado del Paraiso?

Vailima -

Os recomiendo un libro de Gould titulado La Estructura de la Teoría de la Evolución. Es bastante denso según me ha explicado Tio Petros (el libro lo ha "desentrañado" él) y su lectura no es fácil. Podría decirse que es una obra de estudio más que de lectura pero totalmente recomendable.
un saludo

ladydark -

La revolución de Darwin, con su nueva concepción sobre la evolución, destruye una imagen de la naturaleza que era considerada fundamentalmente estable y ordenada, creada por Dios, una naturaleza en que la distinción de las especies es necesaria, esencial, inamovible, en la que el hombre ocupa un lugar soberano pues es el único ser vivo que tiene alma. Entronca Darwin con el racionalismo del siglo de las luces, donde, olvidando conceptos religiosos, se concibe al hombre como dominador de la naturaleza, la ilustración nos presenta un hombre liberado de una naturaleza terrible y oculta, un hombre, que a través de la razón ejerce su dominio sobre el mundo. Es la victoria del hombre sobre la superstición. Y entonces llega Vere y me echa todo esto por tierra, por que tiene razón, en Melville se vuelve en cierto modo a esa naturaleza sagrada, Madre Naturaleza temible y arcana.
(Creo que el comentario ha quedado como nick, un poco oscuro, pero no sé explicaros mejor lo que siento)

Vere -

Gracias Jafatron, tu si que eres encantador -de la fauna isleña-. No sé por donde empezar, pero diré que, en mi recuerdo, las Galápagos están unidas a la impresión que me causó en la adolescencia la lectura de EL ORIGEN DE LAS ESPECIES que para mí fue una especie de iluminación -Me acuerdo aquí del TIO PETROS, yo creo que cambió mi vida, pero luego , no tengo tan buen recuerdo del Viaje del Beagle, Melville es como encontrarse de nuevo con lo sagrado (para bien y para mal).

Jafatron -

Charles tiene razón, queda poco que decir, pero no quiero yo quedarme atrás y de manzanas y galápagos tengo un link inmejorable, uno de viaje sin retorno, un bucle de placer donde la reiteración no hace sino sumar valor al post de hoy entrando en una recursividad placentera que te atrapa y no te suelta.

No puede haber mejor complemento que este, os lo aseguro:

http://devereyherrigardens.blogia.com/2006/060501-las-encantadas-i-1-2-.php#comentarios
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Vere -

La cita literal es:Nothing can better suggest the aspect of once living things malignly crumbled from ruddiness into ashes. Apples of Sodom, after touching, seem these isles. Lo cierto es que nos pareció sugestiva, pero ahora veo más claro su significado, creo que era exactamente lo que queríamos ilustrar con "el día de la ira" de Martin. Cada día me gusta más bloggear con vosotros.

Charles de Batz -

Gracias, Lady, tu link tampoco está nada mal: para visitarlo con calma.

Dando vueltas a lo de Las Manzanas de Sodoma, creo que viene a cuento citar a mi admirado Feijoo:

"Son las inscripciones en los libros lo que los semblantes en los hombres: y tanto mienten aquellas como éstos. Igual imprudencia es hacer juicio de un libro por el título, que de un hombre por la cara. ¡Oh cuántos arrepentimientos ha habido de emplear el dinero en libros, por la elegante apariencia de las fachadas! Las inscripciones magníficas, por lo común, son promesas de pretendientes, que niegan en el pecho lo que afirman con la boca: caras afeitadas, que con resplandores mentidos disimulan rústicas facciones: manjares bien pintados, que excitan el apetito por la vista, para burlarle después en la experiencia: manzanas de Sodoma, cuya hermosura sólo ésta en la corteza, siendo el interior todo ceniza. "

Después de cosas como esta, a uno le queda poco que decir.

ladydark -

Bach y sus cantatas,en la BWV179, nos dice el tenor:
"Como falsos hipócritas
así son las manzanas de Sodoma:
por dentro llenas de inmundicias
y por fuera brillantes.
Hipócritas, que por fuera parecen hermosos,
no pueden existir ante Dios."
(Otro link con traducciones variadas:
http://www.bach-cantatas.com/)
(En cuanto empezamos a tirar de hilo, hacemos cada madeja...)

ladydark -

Charles que estupendo link, ademas los mapas son geniales, preciosos.

Charles de Batz -

Uno puede volverse loco intentando llegar a una conclusión razonable por la que tantos autores han sido hechizados por el influjo de aquellas islas que, ocultas bajo diferentes seudónimos, reciben oficialmente el de Las Galápagos. Sirviéndome un poco de las pistas que nos habéis ido proporcionando a lo largo de estos días, no puedo evitar el sentir una pasión Humboltdliana -o, mejor dicho, Darwiniana-, por aquellos seres que parecen ser parte viviente de las rocas y la lava que los volcanes han expulsado desde las entrañas de la tierra; como si nos estuvieran diciendo, en una interpretación poético-evolucionista, que nosotros mismos descendemos de aquellos brotes de lava que, en la primavera de nuestra tierra, iluminaron de rojo candente toda la superficie de nuestro planeta...

Lo de "Las Manzanas de Sodoma", quiero interpretarlo como aquella inscripción que encontré sobre la ventana de una antigua casa en la que se decía, mas o menos, "Post tenebras lux"-tengo una foto de ella que algún día me gustaría mostraros-: tras las tinieblas llega la luz. De la hecatombe, del fuego volcánico y el castigo divino, vuelve a surgir la vida, pero una vida que parece monstruosa, deforme y que en la mayor parte de los casos está condenada a arrastrarse por los suelos lentamente durante siglos.

En cuanto a la "tortuga gigante con la leyenda “Memento” escrita con letras ardientes sobre el lomo”, me parece muy evocador, digno de darle vueltas a la imaginación y sacar algo de ello.

Por último, y visto que estamos algo insulados, y ya que no puedo regalaros el gobierno de la de Barataria, os envío una dirección donde podréis ver interesantes referencias a islas imaginarias:

http://www.themaphouse.com/specialistcat/mythical/mythical.html

Salud y Fraternidad

ladydark -

El escalofrio de Las Encantadas, que tan magnificamente nos meten en el alma Vere y Herri, me trae el recuerdo de un poema de Coleridge, tan frio y tenebroso como la poética prosa de Melville. Es "The rime of the ancient mariner". Es un extenso poema, lleno de imagenes terribles, de dificil argumento, aunque puede resumirse en un marinero que mata un albatros y sufre una maldición por ello. Os pongo una pequeña parte (con la traducción que he encontrado, que no es muy allá pero ayuda en caso de vagueria):
"The moving Moon went up the sky,
And no where did abide :
Softly she was going up,
And a star or two beside--
Her beams bemocked the sultry main,
Like April hoar-frost spread ;
But where the ship's huge shadow lay,
The charméd water burnt alway
A still and awful red.
Beyond the shadow of the ship,
I watched the water-snakes :
They moved in tracks of shining white,
And when they reared, the elfish light
Fell off in hoary flakes.
Within the shadow of the ship
I watched their rich attire :
Blue, glossy green, and velvet black,
They coiled and swam ; and every track
Was a flash of golden fire."
("La Luna moviente subió al cielo,
Y en ninguna parte demoró
Suavemente iba subiendo,
Y una estrella o dos al lado-
Sus rayos burlaban la abrasante inmensidad,
como escarcha de Abril esparcida;
Pero donde estaba la sombra del abrazo del barco
El agua encantada quemaba
Un quieto y terrible rojo.
Más allá de la sombra del barco,
observé las serpientes marinas:
Se movían en huellas de reluciente blanco,
Y cuando se encabritaban, la luz élfica
Caía en canosas escamas.
Entre la sombra del barco
observé su rico atuendo:
Azul, verde satinado, y negro de terciopelo,
Serpenteaban y ondulaban; y cada huella
era un resplandor de fuego dorado.")

El link para el poema completo es este:
http://etext.virginia.edu/stc/Coleridge/poems/Rime_Ancient_Mariner.html
(Gracias a los naúfragos y perdonen por la apropiación de espacio)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres