Blogia
De Vere y Herri Gardens

IL GABINETTO SEGRETO

IL GABINETTO SEGRETO

                                     En las ruinas de Herculano, entre las cenizas del gigante Vesubio, fue encontrado este grupo, verdaderamente notable por el ardiente dramatismo, por la palpitación de vida que se observa en sus formas. ¿Quién no se siente poseído de admiración hacia el artista anónimo que supo dar al sátiro, y sobre todo a la lúbrica cabra, tal expresión de inflamada lujuria?

                                     Los abyectos goces de la bestialidad no fueron nunca raros, especialmente en la antigüedad oriental y clásica. Cuenta Herodoto que en su tiempo, en el nomo mendesio, cierta mujer egipcia se entregó públicamente a las caricias de un macho cabrío. Pero seguramente el Egipto de entonces disculparía este exceso, porque creía que Pan se presentaba con frecuencia bajo la forma de dicho animal; éste y el dios tienen el mismo nombre (Mendes)  en la lengua egipcia.

                                    Célebres son los amores de Pasifae con el toro de Creta, y es fama que Semíramis se entregaba al ardor de un rijoso caballo. Aristón  de Efeso gozaba con las plácidas asnas y Fluvio, que picaba más alto, con las briosas yeguas. Y aun fue más singular el caso del famoso orador Hortensio, que amó ciegamente a una lamprea, y, muerta, la lloró largos días y hasta vistió luto por ella.

                                    Plutarco escribió: “En diversos lugares, la lujuria humana desbórdase a la manera de un torrente e incurre en las más lamentables vergüenzas y en los descarríos más absurdos, ultrajando a la naturaleza con los delirios del bestial amor; porque de muchos hombres se sabe que han gozado con cabras, con cerdas y con yeguas.”

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

10 comentarios

Anónimo -

faltó añadir que es cita de una edición de Akal de 1977. Es la primera traducción y actualizacion de la obra de Cesar Famin, que lo publicó en Paris en 1832.

Herri -

Charles, el busto al que te refieres lo puedes ver en:
http://en.wikipedia.org/wiki/Image:Socrates_Louvre.jpg
De todas formas debía ser feo el hombre, al menos hacían chanza de ello sus contemporaneos.

Vere -

Me da verguenza poner el comentario en un lugar como este, pero me ha venido a la cabeza lo que me contaba una señora que le había pasado siendo niña: confesaba y, al hacer el examen de conciencia, le preguntó el sacerdote: "hija mía, ¿los inocentes animales te han sido ocasión de pecado?. Se quedó atónita y, ante su fantaís se abrió un mar de posibilidades.

Charles de Batz -

... y es que estos sátiros estaban todos locos. Tanto, que a todo aquél que mostraba una conducta un tanto "irregular" enseguida lo etiquetaban como uno de ellos. Debe existir -yo no me he fijado- un busto de Socrates en el Louvre en el que se le representa con los rasgos de un sátiro... Tampoco es raro con lo que sabemos de él y de su época...

ladydark -

Por cierto pobres sátiros, de acompañamiento de Dionisos y fuerza vital de la naturaleza, despues de hacer el amor a las doncellas por los bosques, terminan con las cabras...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Herri -

Sí Vailima, eso es lo que yo pensaba, más o menos, cuando a escondidas miraba en un libro de mi padre esta lámina:
http://static.flickr.com/60/163627798_44718db2df_b.jpg
Ahora el libro es mío y puedo ver mejor el bisturí y saber algo más de mi progenitor ;-)

Vailima -

Desde luego... llega el viernes y ya tenéis todos la mirada sucia. El sátiro está comprobando el estado de la dentadura de la cabra y ésta, complaciente animal, se entrega por completo al magnífico bisturí de su redentor. ¿O veis algo que yo no veo?
jeje

Herri -

Pasífae pide a Dédalo que fabrique una becerra mecánica donde ella pueda meterse y de esa manera logre engañar al Minotauro para que éste introduzca el fascinus en su vulva y conocer de esta manera la voluptuosidad de los animales.
"Asinus aureus", es como llamó Agustín a las Metamorfosis de Apuleyo y así pasaron a ser conocidas para la eternidad; fue un asno muy deseado por alguna matrona quien lo gozó por entero.
Me recuerdas uno de esos libros que siempre he querido tener pero nunca he podido ni siquiera ojear, "Los Borbones en pelota" de SEM.

ladydark -

Parece que se pongan de acuerdo, en la isla Stevensoniana están con cisnes y mujeres, y aqui... aqui hay de todo como en bótica, toros, cabras, yeguas, mulas y lampreas. Sólo dejo el apunte, en el trabajo no me concentro para un tema como este jejeje.

Charles de Batz -

No olvidéis la historia de Pasifae y el Minotauro, ni el divertido "Asno de Oro" de Apuleyo... Dicen también que en eso de los akelarres, las pasiones se encabritaban más de lo que concedía la Santa Madre Iglesia.

Sin embargo, lo que se ocultó mucho tiempo en el Palacio degli Studi de la ruidosa Nápoles, me trae a mí a la memoria el gusto de los Borbones -algo bueno tenía que haber en esa casa-, por coleccionar y hacer uso de trancas, ingenios variados, videos x "avant la lettre", tal y como ilustran de manera muy divertida algún tiempo después los hermanos Becquer.

Buen fin de semana a todos

Salud y Fraternidad
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres