Blogia
De Vere y Herri Gardens

EARRAID

EARRAID

                 Es el nombre del islote donde arroja el mar a David Balfour al naufragar el barco en el que viajaba secuestrado, está muy cercano a la isla de Mull y en donde sucede: “la parte más desventurada de mis andanzas”. Está a punto de morir de frío y de hambre y se siente –continuamente empapado y tiritando- el ser más desgraciado de la tierra y pasa tres días miserables – lo describe enfermo, con cólicos y fiebre- y, al final los pescadores que lo salvan se burlan de él porque ha permanecido en un islote de marea, vadeable a píe dos veces al día durante la bajamar, lo que él – un muchacho de tierra adentro desconoce- la frase final del capítulo es lapidaria: “he conocido a muchos hombres malvados y a muchos tontos, y estoy convencido de que, al final todos pagan por sus culpas, pero los tontos las pagan primero”.

                  Stevenson  escribió sobre las Meditaciones de Marco Aurelio en “Books which have influenced me” lo siguiente: “Cuando lo has leído, te llevas contigo el recuerdo del hombre mismo; es como si hubieras asido una mano leal, fijado la vista en sus valientes ojos, y te hubieras hecho un noble amigo; de ahora en adelante, te atan otros nuevos lazos, sujetándote a la vida y al amor de la virtud”. Nosotros pensamos, como Alberto Manguel, que estas palabras pueden aplicarse, sin variar ni una sola, al lector de Robert Louis Stevenson.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

ladydark -

Yo conectada y medio desconectada, acumulo post sin leer, cuadernos imprescindibles de los amigos sin visitar, poco a poco voy haciéndome un hueco para leeros, y más ahora, asida a vuestra mano leal, la mejor forma de emprender camino hacia Stevenson.

Vailima -

Amigos todos, me disculpo desde aquí aprovechando el espacio que los piratas nos prestan para deciros que la conexión a internet desde mi portátil se ha ido al traste y no he podido ni podré seguir vuestras lecturas hasta el retorno. Tened piedad de la desconectada y no me hagáis acumular mucho trabajo.
Un abrazo a todos

Charles de Batz -

Magnífica frase, Vere, y con su serendipia -hacia mucho que no hablábamos de ello-, incluída. Me explico: hace una semana tuve un interesante debate con un amigo sobre el apasionante tema de la identidad de la máscara de hierro, los dos hemos leído -a parte de ese nuevo libro que acaba de salir de un tal MacDonald-, el libro de J.C. Petitfils y el de B. Caire, por lo cual es de suponer que deberíamos estar algo de acuerdo. Pero no, a mi lo que cuenta el MacDonald me chirría un tanto -no digo de que va porque pierde la gracia del libro- y a él en cambio le pareció concluyente.

El caso es que estando en ello me dijo:

- Ponnlo en tu bitácora, y veamos que opinan los demás.

- No -le respondí-. En todo caso preferiría contar lo mismo que Dumas en el Vizconde de Bragelonne.

- ¿Porqué?

- Pienso que ahí está el D'Artagnan más auténtico.

Y como no podía ser de otra manera en aquella maravillosa reunión, comenzamos a discutir sobre que obra de las tres era la que mejor retrataba a D'Artagnan.

Serendipia, como véis.

Vere, no he leído el libro, pero lo haré y además intentaré que sea en esa edición para poder leer también el prólogo.

Sobre Dumas según Stevenson, os dejo un enlance que seguro que conocéis, pero que vale la pena recordar.

http://www.dumaspere.com/pages/vie/ils_ont_dit/stevenson.html

Gracias por el enlance, paso a leerlo.

Salud
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Vere -

La frase que citamos está en el prólogo de Manguel al libro de Stevenson "Memoria para el olvido" publicado en Siruela, (es una recopilación de ensayos)
no está el de los "libros que me han influenciado" lo he encontrado en esta páginahttp://classiclit.about.com/library/bl-etexts/rlstevenson/bl-rlst-wri-3.htm pero supongo que ya conocias los datos.

Vere -

Charles. ¿que te parece esto?:Perhaps my dearest and best friend outside of Shakespeare is D'Artagnan - the elderly D'Artagnan of the VICOMTE DE BRAGELONNE

Charles de Batz -

!Egoista de mí, que me alegro de veros por aquí cuando os hacia de vacaciones!, pero es que es doble el placer al retornar al punto donde lo dejamos la semana pasada, quedando al aire de la amistad y camaradería que desbordan las páginas de Balfour.

Item mas cuando vemos coincidir la venerada opinión de Stevenson sobre Marco Aurelio, con todo aquello que barajaron nuestros comentarios aquél día de la semana pasada.

Item mas cuando me quedo con el maravilloso regalo de una referencia a un libro que desconozco y cuya reseña en vuestra anotación de hoy, acelera mi pulso como el de un cazador que ansía una nueva pieza que sabe le va aportar un placentero alimento.

Si, entonces el pulso se acelera.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres