Blogia
De Vere y Herri Gardens

                 Amaneció la mañana clara envuelta en un griterío de pájaros y parloteo de loros, nuestros cuerpos respondieron al sol como a una primera caricia, perseguimos nuestras alargadas sombras por la playa, y como  niños que se pisan por jugar nos dejamos conducir por ellas; subimos una ladera esquivando las agudas espinas de las plantas que crecían en los huecos de la roca basáltica; al llegar a la cima, exhaustos, nos sentamos al borde de un pequeño acantilado;  desde nuestra posición se veía una caleta, aún entre las sombras del amanecer, en la que creímos distinguir entre los restos de naturaleza algo que no pertenecía a este lugar; bajamos casi rodando, destrozándonos las manos contra  la roca,  las manos recogen la perla; en el recuento de nuestras mayores pérdidas no se encontraba esta obra, no porque no nos perteneciera, más bien por olvido. Su hallazgo, en este rincón umbrío, tímidamente escondida, apenas asomando su lomo, es algo que no nos ha sorprendido, de hecho, si hubiéramos reparado en su ausencia, hubiéramos buscado en lugares como este.  

  

Abrimos al azar el  preciado pecio...

 

Pe Cas Cor (Pedro Casariego Córdoba)              

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

17 comentarios

Herri -

Migratoria, gracias por tu comentario.
Lo de la lista de libros nos pasa a todos, yo ya estoy arruinado ;-)
La obra de Pe Cas Cor, casi completa, está recogida en dos libros, "Verdades a medias" de Espasa Selección con sus textos en prosa, o prosa poética y "Poemas encadenados" de Seix Barral con la mayoría de sus poemas.

migratoria -

Mi lista de libros preveo que va aumentar de un modo alarmante: me arruinaré...

Precioso este post, Vere, Herri.

PeCasCor:

«si
alguna
vez
muero
quiero azaleas encima de mí
quiero una ausencia de cruces
azaleas encima de mí
si
alguna
vez
vivo
quiero azaleas para mis brazos
quiero agua para las flores
estrellas encima de mí»

Herri -

Charles, esta isla es libertaria y somos felices porque cada cual escriba lo que más le sugiera el post, consideramos que esto lo hace mucho más rico. De hecho la imagen del post quería enseñar también esa parte, no quisimos poner el texto sino que se viera tal cual lo había escrito y dibujado el poeta que queríamos recordar.
¿Encontrarán nuestros descendientes manuscritos que les hablen de nosotros?. Los escritos que guardamos de los que me han precedido forman parte de nuestra memoria.
Ladydark, terrible sueño el tuyo; cada vez me es más dificil encontrar en los jóvenes aquel callo del dedo medio que dependiendo la situación en la que nos encontrábamos lo ocultábamos como una tara, o lo lucíamos como herida de gloriosas batallas.
Ching Shih, primeramente dale las felicitaciones a tu madre ;-), el título del libro, que imagino como método de caligrafía, podría funcionar perfectamente como título de una gran novela. A mi madre siempre le he escuchado que lo único que aprendió de las monjas de su colegio fué caligrafía y bordado (doble caligrafía). Gracias por volver a fondear tu navío en esta isla.
Vailima, ¡Que te voy a contar sobre manuscritos y Soria! La mayor parte de mis más queridos manuscritos provienen de esa tierra.

Vere -

Hace poco, por la muerte de un familiar, tuve que buscar entre viejas escrituras y documentos de la familia -alguno del reinado de Carlos IV- y tuve la sensación que dices, que cuentan más que lo que ponen.

Vailima -

Hace ya algunos años comencé a trabajar en un libro iluminado. La letra con plumilla gótica y los dibujos en miniatura. El tema: el primer viaje que hicimos Tio Petros y yo a Soria. Mucho trabajo, mucho esfuerzo. Pero vale la pena. Lo dejo y lo retomo. Un placer. Como aquel viaje inolvidable.

Charles de Batz -

(perdón por los saltos de texto)

Charles de Batz -

Desgraciadamente, y tomando el hilo de lo que dicen Ladydark y Ching Shih, la escritura a mano es cada vez más inusual, y nosotros estamos desacostumbrándonos a hacer uso de ella. Estoy convencido que muchas veces, y en el caso de la escritura, sus formas, sus
prolongaciones, las puntuaciones y el modo en el que se distribuyen a lo largo de un espacio en blanco, pueden decir más de nosotros mismos que el propio contenido del texto. Me repito, ya lo se, pero es la idea que me ronda hoy cada vez que entro en este
cuaderno.

Cuando me dediqué a las cosas de la genealogía, tuve la suerte de pasear la mirada por las más variadas colecciones de legajos, en los que uno adivinaba por las caligrafías cuando una mano sustituía a otra, y pasaba largos ratos intentando descubrir quién se encerraba tras aquellas palabras que, según fuera su dueño, se dibujaban de manera más o menos cuidada. Se daba el caso de seguir las evoluciones de una familia a lo largo de décadas, y con ella la de la persona que tomaba nota de todos los sucesos que a éstos afectaban: su letra se iba haciendo cada vez más débil, desesperanzada e irregular, hasta llegar al punto de resultar ilegible por el Parkinson que sufría el calígrafo, y desaparecer seguida de una nota -escrita por una nueva mano- en la que se anunciaba su defunción.

Hasta cierto punto, la letra escrita tiene el valor de reflejar la vida de quién la escribe.

ladydark -

Una noche tuve una pesadilla, soñé que de tanto usar el ordenador, de no sentir el contacto de un triste lapicero en mi mano, oir el susurro que este le canta al papel, llegó un día en que no sabía escribir. Todas las letras se habían borrado de mi memoria. Las conocía pero era incapaz de pasarlas de mi cabeza a un papel. Cogía un boligrafo entre mis dedos y lo sostenía temblorosamente, sabiendo que era algo que había hecho antes, pero por una horrible razón, ya no podía hacerlo. Desperté y corrí a por un papel y algún boligrafo o lápiz, o cualquier cosa que me sirviera. Encima de mi mesilla estaban varios libros amontonados, en uno de ellos, el primero de la pila, escribí con una pintura verde que encontré olvidada en el bolso mi nombre.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Ching Shih -

Charles, el comentario que has hecho sobre la letra manuscrita me ha llevado a buscar un viejo libro con el que premiaron a mi madre "por su asistencia y aplicación en las clases, curso de 1939 a 1940", titulado "El primer manuscrito",en cuyo prólogo y como principio pedagógico elevado a la categoria de axioma aparece esta verdad incontrovertible "solo se aprende bien lo que se hace", considerándose la escritura como el medio más eficaz para la enseñanza de la lectura.
Siempre me han gustado los textos manuscritos y los héroes solitarios como Invictus, protagonista del libro comentado en este post.
Hermoso libro de un gran desconocido.

Herri -

Buen apunte Charles, en varios grabados de "los Caprichos" aparecen. Pero este volará correctamente y espero que no caiga como les ocurre a los del grabado 19 de esta serie.
Ladydark, lo del mascarón queda bien recogido, de momento pondremos un remedo de él a proa de nuestra canoa.
En esta isla hay ecos que han tenido respuesta, trayéndo manantiales a estos naúfragos sedientos.

Charles de Batz -

Por cierto, ¿no hablamos ayer de Goya?: releyéndoos -lo cual es un placer- se ha detenido mi mirada en la ilustración de PeCasCor y súbitamente han venido a mi cabeza aquellos hombres alados que dibujó Goya. Una terrible pesadilla que no sé por que motivo me ha venido al recuerdo...

Vere -

Tienes razón Charles y ahora caigo que no conocemos nuestra letra (la de los que aquí entramos)aunque seguramente (como tantas otras cosas), la imaginamos. Qué bellas son a veces las cartas manuscritas y como informan.

Herri -

Este ha sido un comentario con el tenedor en la boca, luego vuelvo.

Herri -

Perdonar la demora en la contestación a vuestros comentarios, el andar intentando domesticar cabras, que en principio nos habían parecido apacibles, es tarea que se nos presenta como de largo alcance.
Charles, ahora comprendo mejor el porqué de mi gusto por ver manuscritos. Lo bueno de ser poeta, como PeCasCor, es que si además pintas, al menos puedes poner bellos títulos a los lienzos.
Ladydark, "La vida puede ser una lata", es un libro bello por fuera y por dentro. Gracias por considerar que nuestra isla pueda ser de tal manera.

Charles de Batz -

Ya que el silencio, sólo roto por ahora por Ladydark y un servidor, parece haber inundado la isla y sus cocoteros, me tomo la libertad de emplear vuestro cuaderno para reivindicar la zurdez y la mala letra -que no tiene que venir acompañada de la impostura-...

La idea la ha traído el maravilloso "Pastor zurdo con su rebaño de insectos" de PeCasCor.

ladydark -

¡Qué preciosidad! Los libros de PeCasCor son auténticas joyas. Este dibujo podría ser uno de los bellos mascarones que atesoraba Neruda en la Isla Negra. En el pais del hombre alado "hay manantiales
para el sediento y ecos que tientan al hombre silencioso ...". Tal vez su pais sea como vuestra isla, los sedientos encontramos agua en ella y la musica de vuestras manos transportada en letras.

Charles de Batz -

Buenos días amigos bucaneros:
enseñar la propia letra es grafolojerías aparte, dar muestra de los golpes con el que el propio corazón envía la sangre a nuestras manos, estableciendo una cadencia determinada, un modo de sujetar la pluma y aspirar el aire antes de acometer la escritura; muestra también el ritmo que imprime nuestra cabeza, curvando, dando formas, estableciendo giros y obligando a anular mediante tachones.

Mostrar nuestra propia letra, en los días en que se ha establecido el velo de lo tecleado, es un claro ejercicio de liberación, de exhibición, de abrir el alma y decir eso de "aquí estoy yo, y podéis mirarme"...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres