Blogia
De Vere y Herri Gardens

FURTIVOS ( II )

                  

                    Habíamos llegado al parque de Cazorla al atardecer, unos amigos nos habían dado referencias de una familia que vivía en el mismo parque y que ocasionalmente hospedaba a conocidos. Nos presentamos, la señora nos acogió muy  amable y nos llevó a ver la habitación en la que habríamos de dormir -“aquí dormía la abuela que en gloria esté”- dijo. Se encontraba en la parte trasera de la casa, era una especie de corral  donde no había nada más que dos altos camastros con colchón de farfolla,  arca de madera,  jofaina y  aguamanil resquebrajado;  desconchadas paredes de cal que dejaban ver el modesto mortero y una pequeña ventana que daba al gallinero; el conjunto no desmerecía de la casa en la que vivían los propietarios. Cuando estábamos sentados a la mesa de la cocina llegó el hombre,  dejó la escopeta  colgada tras la puerta y quitándose la gorra nos extendió su callosa mano mientras nos sonreía. Durante la cena  nos dijo que por la mañana, no muy temprano, hacia las 7, nos prepararía unas gachas migas para desayunar, ya que si habíamos de caminar todo el día por la sierra nos sería necesario estar bien comidos. 

                   Ya de vuelta, al anochecer, encontramos en la casa un zagal, la señora lo presentó como su  hijo que venía a pasar el fin de semana, estaba estudiando interno en  un colegio del pueblo; -“es mal estudiante”- nos decía, e intentaba que le convenciéramos de lo importante que eran los estudios para poder ser alguien. El chico agachando la cabeza, entre avergonzado y temeroso murmuró: -“me da igual, yo ya me estoy preparando como padre”.  La madre le hizo callar. Al día siguiente fue el chaval quien nos preparó las gachas; mientras las comíamos junto a él no pudimos reprimir la pregunta, -“¿Qué es eso para lo que te estás preparando?”, y ya libre de la severa mirada  de su madre, con gesto orgulloso, nos dijo que su padre le estaba enseñando a ser el mejor furtivo de la zona, por lo que casi seguramente acabaría como él, siendo guarda del parque, que era lo que más le gustaba.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

22 comentarios

Vere -

Estamos con la lengua fuera, en frenético estado de exaltación creadora para poder responder presurosos a vuestras expectativas. Pero, si sale mal, no os quejeis que son las prisas.

migratoria -

¡Buen ambiente en la isla, excelente terapia para activar «la» neurona... (la mía, claro:-))!

Un dibujo precioso y el recuerdo de «HISTORIA DE UN BUEN BRAHMÍN».

Filosofía de la felicidad. Yo creo que está dentro de uno mismo.

Buenas noches a los naúfragos. Buenas noches a todos.

Charles de Batz -

Jafa tienes razón, deberíamos organizar un grupo de presión para que Ladydark "azote de los blogeros" predique con el ejemplo creando su propia bitácora !ala!, con lo vagos que parecemos estar estos días todos nosotros... ;-P

Vailima, tu tampoco te escaquees, que esperamos con verdaderas ganas tu crónica de esos maravillosos días que seguro has pasado por Sevilla.

Salud

Herri -

Gracias por el saludo madrugador Charles; Salud.
Ladydark, así me gustan las amazonas, castigadoras. Pero no te ensañes mucho con nuestra vagancia, que luego pasa lo que comenta Jafa
Bienvenida Vailima, te imagino radiante tras vuestro viaje; imagino que habrá satisfecho vuestras espectativas.

ladydark -

Comprenderlo soy la voz de vuestra conciencia, esa vocecilla incomoda que aguijonea los dedos para escribir. Estoy descubriendo un poder oculto en mi jajaja, debería de enrolarme en el ejercito¡¡
(Ya sabeis que lo hago con buen corazón, por que vuestros cuadernos son maravillosos y cuando uno se acostumbra a esa pequeña felicidad de leerlos, cuesta perderla, aunque sea por un día)

Vailima -

Jafa: Ladydark saca su regla de madera y nos fostia en la punta de los dedos. Está hecha una sargentona. Carnaza es lo que quiere, carnaza... y encima nos amenzaza con lo de sus "ansias expresivas"!!!!!

Jafatron -

Ladydark, azote de blogeros, siempre presionando... pero no se le ocurrirá nunca abrir el suyo propio para que nosotros hagamos lo propio con el suyo (ejem) :P
(me entran los nervios cuando me paso dos días sin publicar nada y luego pasa lo que pasa, o sale lo que sale)

ladydark -

Charles no vale quejarse que tu cuaderno también anda atrasado, asi que a aplicarse el cuento todos (que mandona estoy). Si no colgais post nuevos a ver donde doy yo rienda suelta a mis ansias expresivas¡¡

Charles de Batz -

Nos tenéis tan mal acostumbrados a recibir nuestra lectura diaria en este cuaderno que, cuando falta, parece que no hemos tomado nuestro café de la mañana, que no ha amanecido y que hoy divagaremos en solitario... A veces viene bien, como también lo es el descansar de la rutina diaria, o el someterse -que remedio-, a las obligaciones laborales sin tener apenas tiempo que dedicar a otras cosas. Endiablada responsabilidad...

El caso es que me he pasado por aquí y no he querido hacerlo sin dejar al menos unas palabras.

Salud

Charles de Batz -

Agradezo vuestro perdón señora
pues creí haberme solapado
y aparecer en muy mala hora
como si fuera éste mi principado

(está claro que lo mio no es la rima)

ladydark -

Charles a pedir perdon viene
sea perdonado por curioso,
ya que aunque raro suene
el es de las letras, un coloso.
Charles tu nunca te solapas, brillas (pelota estoy).
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Ching Shih -

Bonito relato de los adentros de esa casa de la serranía tan sutilmente dibujada en una arrancada hoja de bloc. Escena tantas veces repetida, la mirada racional del adulto y la esperanza en el futuro del adolescente.
“La máxima felicidad del hombre en este mundo se alcanza cuando éste vive tranquilamente en su condición y abriga una esperanza serena y segura en un futuro mucho mejor, esperanza que al ser segura, y la condición en que vive, buena, no lo inquieta ni lo perturba con la impaciencia de poder gozar ese porvenir que esperaba espléndido……en ese porvenir divino me he encontrado yo entre los 16 y 17 años…..
Porque una esperanza de esa clase, la única capaz de hacer que el hombre esté satisfecho del presente, sólo puede existir en un joven de esa edad”
Giacomo Leopardi

Charles de Batz -

!vaya, me he vuelto a solapar! Perdón...

Charles de Batz -

Herri, para mi que si es la "Historia de un buen brahamín":

"Comprendí que cuantas más luces tuviese en su cabeza y más sensibilidad en su corazón, más desgraciado sería."

Bonita elección...

Vere, de cualquier manera, el dibujo está muy bien y me recuerda mucho a los de Julio Caro Baroja en sus trabajos de etnografía. Sin duda debe ser muy interesante todo lo que tiene que ver con la cultura de los serranos a la que gracias a estos episodios hemos podido asomarnos un poco. ¿Habrá un tercero?: mañana lo sabremos...

Salud y Fraternidad

ladydark -

Herri si, es ese cuento (también Voltaire se hace un poco de lio, mi estimado Herri filósofo), y resumiendo, estoy contigo, lo importante es ser feliz, aunque sea momentáneamente y por cortos instantes.

Herri -

Ladydark, el cuento de Voltaire imagino que es el del brahmín.

Herri -

Joer, que me he hecho un lio, está claro lo contradictorio que soy

Vere -

Como siempre es un placer ver como se deslizan los comentarios y se amplian las sugerencias. En toda la tarde no he podido entrar en el blog. Los solapamientos también me gustan.
Mañana no seguiremos con la serie pero prometemos retomarla. Un abrazo a todos y buenas noches.

Herri -

Como naúfragos podríamos ser más "rousonianos" que "volterianos".
Yo estoy más de acuerdo con Voltaire cuando afirma que la felicidad no es un estado de tranquilidad impasible, sino la momentánea e inestable recompensa de la acción; estoy con Rousseau cuando dice que la felicidad es un placer compartido con otra persona y que nadie puede ser feliz si no se aprecia a sí mismo.
Como dijo algún clásico (no recuerdo quien) la felicidad del cuerpo es la salud, la del alma el saber.

Vere -

Lamento decepcionaros y supongo que no será la última vez. El dibujo es de Luis Berges un arquitecto de Jaén que ha hecho trabajos y mucha obra sobre la arquitectura rural de las zonas de montaña de la provincia. Nosotros compartimos el interés tanto por la construcción como por la cultura de los serranos que es apasionante, os lo aseguramos.

Charles de Batz -

Tomando el hilo de lo que acababas de decir Lady, yo pienso que nuestros apetitos aumentan y cambian en la medida en la que los vamos satisfaciendo. Parecemos tener una voracidad de deseos interminable, de manera que cuando conseguimos algo, lejos de detener nuestro apetito y apreciar el valor de aquello que hemos logrado, buscamos otras cosas -que antes igual considerábamos inalcanzables- que nos motiven a seguir adelante. Somos animales y tenemos apetitos.

El "Beatus ille", la "Arcadia Feliz" o como queramos llamarlo es la idealización que hacemos de esa vida que consideramos "sencilla" y despegada de todo deseo innecesario... Desgraciadamente, cuando preguntamos a los "afortunados" que disfrutan de ella, dirán que nos se les ocurre preocuparse de las cosas que nosotros lo hacemos porque tienen que pensar en otras que nosotros tenemos sin apenas apreciarlas.

Esto es lo que pienso, por ello considero realmente interesante lo que dice Voltaire con respecto a la contradicción entre razón y felicidad, en el sentido de que cuanto más intentemos racionalizar nuestra felicidad, es posible que menos lo consigamos.

Lo del dibujo me ha parecido increible: creo, como Lady, que es de uno de vosotros, y no me queda sino lanzaros un buen puñado de interjecciones de admiración, y alguna otra de sana envidia que diga:

- !que bien dibujáis, condenados!

Salud y Fraternidad


ladydark -

Parece tan simple la libertad, leyendo vuestras palabras me doy cuenta de lo esclavos que somos de nuestras necesidades, normalmente creadas y no reales. La libertad y la felicidad, ¿dónde se encuentra la felicidad? Cuanto mayores son nuestras demandas de bienes, de necesidades, creo que vamos perdiendo un poco de libertad y con ella, un poco de felicidad.
Probablemente la felicidad verdadera, la que no tiene complicaciones, la que no busca por ques, se encuentra en las cosas más sencillas, un camastro, unas gachas, el orgullo de ser, el comprobar en el tiempo que eres quien quisiste ser un día. Me ha puesto melancólica este post vuestro, ya no sé si me reconozco en lo que un día quería ser cuando me miro al espejo...
Voltaire recogía en uno de sus cuentos una reflexión sobre la felicidad y la razón, escogiendo razón aunque conlleve la falta de felicidad, pero acaba diciendo "después de haber reflexionado sobre el asunto, me parece que preferir la razón a la felicidad es ser muy insensato. ¿Cómo, pues, puede explicarse esta contradicción? Como todas las demás. Hay aquí materia para hablar muchísimo." Así que si ya lo decía el caballero Arouet, esta claro que es largo de discutir.
Por cierto precioso dibujo, si se debe a la mano de alguno de los naúfragos, enhorabuena, y si no, también, por el exquisito gusto con que ha sido escogido.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres