Blogia
De Vere y Herri Gardens

BLOOMSDAY ILUSTRADO ( II )

BLOOMSDAY ILUSTRADO ( II )

                    Volviendo   de nuestra Bloomdiseica excursión, vaciado ya el barril y con  espíritu alegre, nos venían a la memoria  algunas  frases e  imágenes del texto ilustrado que nos  había acompañado durante el intenso día.  Hablábamos sobre anécdotas y detalles  de  la  traducción pictórica y cinematográfica de Ulises  y  recordábamos cómo el mismo Joyce había hecho un esbozo de Mr. Bloom con bigote y sombrero.

                     Joyce siempre deseó que su Ulises fuera ilustrado por Picasso, pero es probable que la falta de sintonía entre Joyce y Gertrude Stein, muy cercana a Picasso en aquellos momentos, impidiera el encuentro. Más tarde un editor americano se lo  propuso a Matisse, pero aquello de Ulises, a Henri Matisse, le supo más bien a Odisea, y lo ilustró magníficamente, pero era el Ulises de  Homero y no el de Joyce. Al parecer Matisse no llegó a leer  la novela de Joyce. Hay una foto en la que Joyce se ríe con una punta de malicia, tapándose un poco la boca, al recordar la anécdota de Matisse metido a ilustrador de Ulises, para el que sólo cuenta el somero clasicismo o mero Homero. Posteriormente hubo intentos parciales de ilustración y  en1989 se publicó en San Francisco un Ulises  ilustrado con aguafuertes del pintor norteamericano Robert Motherwuell. Estos aguafuertes de carácter no figurativo ni realista y que podrían intercambiarse por la falta de detalle, no corresponden  a  los del esquema joyceano, apego al detalle incluso a la minucia y primores de lo vulgar. Verdaderamente ilustrativa de este amor a lo concreto es una anécdota de Joyce mientras posaba para un joven pintor irlandés, Patrick Tuohy: En una de las sesiones el pintor se puso a filosofar sobre la necesidad, para el artista, de captar el alma del modelo, y Joyce, le contestó que le traía sin cuidado el alma, pero que se preocupara de pintarle bien la corbata.

               Los deseos de Joyce de dar una imagen a su novela no se terminaron con estas contrariedades. Hubo también un proyecto cinematográfico abortado y al escritor le hubiese  hecho feliz ver su Ulises  dirigido por Eisenstein, sentado  desde una butaca en una sala oscura.

               Muy al contrario de lo que luego han pensado sus herederos, que creen que esta obra no se debe ilustrar, Julián Ríos y Eduardo Arroyo se embarcaron en el proyecto de ilustrarlo trabajando como dos guionistas de cine, trazo a trazo, imagen a imagen; tomando la palabra “ilustrado” en la acepción de aclarar un punto o materia con palabras e imágenes (ilustrar-iluminar). Una imagen no vale mil palabras, porque palabras e imágenes pertenecen a dominios distintos; pero cuando se consigue acortar distancias y compaginarlas, en un doble movimiento de traducción y traslación metafórica, ambas se potencian, se acompañan y se ilustran mutuamente.

             Aquella lámpara, pintada en 1976 por E. Arroyo, encendió un proyecto que culminó con más de cuatrocientas imágenes en constante diálogo con el texto, texto en el que Julián Ríos acompaña a Bloom de la mano de Joyce logrando recontar el Ulises a través del Cicerone y tres lectores distintos (un lector maduro y novelesco, un crítico viejo y erudito, y una lectora joven y aprendiz de trujimán).

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Vere -

Ching Shih, reina de los piratas, has entrado a saco en la información sobre los aspectos gráficos del Ulises. De todas maneras, en relación con lo que dices de Gertrude Stein, que dificil tuvo que ser tenerlo de vecino. Nosotros tenemos la duda sobre si llevarlo a la isla...un cascarrabias es verdad, pero ¿que hacemos en la isla sin él?

ladydark -

Enrevesado lo de trujimán, el resto no ;)(ni de oidas, reconozco mi ignorancia supina). De todo lo que habeis contado me quedo con la tristeza de que no madurara esa idea de ponerle imagen en movimiento al "Ulises" y quien mejor que Eisenstein, el mago del montaje, el habría sabido captar el torrente de pensamientos que inundan las páginas del libro mejor que nadie. Asi es su montaje, un torrente de expresión, lo llamaba "el montaje de atracciones" o montaje conceptual, en su esencia es discontínuo, las películas de Eisenstein recorren el tiempo y el espacio construyendo imágenes que estimulan los sentidos, las emociones y los pensamientos del receptor. Para mi esto aparece intimamente ligado al "Ulises", donde también se rompe con la continuidad narrativa, una y otra vez. Desgraciadamente no pudo ser, y ahora a mi me falta una referencia clave para leer el "Ulises"...

Herri -

Ching Shih, gracias por tus aportaciones, desconocíamos esa anécdota.
Ladydark, nada de enrevesado, es el estres que llevas hoy ;-)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Vere -

Enrevesado? -Que va, claro como el agua- compáralo con Finnegans W. je je, sólo era habar un poco de los avatares de la ilustración del libro. Trujimán lo saca Vargas-Llosa en la Niña Mala. -si es que estamos a la última-

ladydark -

Estoy hasta arriba de trabajo, pero he encontrado un hueco para leer el post, no comento nada, eso despues, pero un poquito enrevesado...¿trujimán? La leche que os han dado, jajajaja (Gracias por aumentar mi cultura lingüística)

Ching Shih -

Gertrude Stein, auténtica mecenas del arte de su tiempo ,nos ha privado de la ilustración del Ulises por su venerado amigo Picasso. Stein pensaba que Joyce era “uno de esos incomprensibles que cualquiera puede entender” y no le dolieron prendas en romper su amistad con Sylvia Beach, a raíz de publicar Ulises. Veía a Joyce como su gran competidor en el modernismo y llega a decir de él que la gente lo aceptaba porque olía a museo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres