Blogia
De Vere y Herri Gardens

MIGO

MIGO

           Decía Jorge Luís Borges que en todas las partes del mundo hay devotos de Marcel Schwob que constituyen pequeñas sociedades secretas, nosotros estamos convencidos que quizás fueran pequeñas en el momento en que lo dijo, hoy probablemente no sea así; pero cuando uno lo descubre es de esos escritores que quisiera poseerlos como secreto, quizás fuera eso lo que Borges sentía o quería sentir.

          Nosotros llegamos a Schwob desde Stevenson, de quien fue admirador y traductor e inmediatamente entramos en esa sociedad secreta a la que volvemos una y otra vez.

 

LOS HIGOS PINTADOS (MIMO)

          “Esta jarra llena de leche será ofrecida a la dulce diosa de mi higuera. Todas las mañanas verteré leche nueva, y, si complace a la diosa, llenaré la jarra de miel o de vino puro. Así la veneraré desde la primavera hasta el otoño, y si una tormenta rompe la jarra, compraré otra en el mercado de los alfareros, aunque la arcilla esté muy cara este año.         

          A cambio, ruego a la dulce diosa que preserva la higuera de mi jardín que cambie el color de los higos. Eran blancos, sabrosos y azucarados, pero Iolé se ha cansado de ellos. Ahora  desea higos rojos y jura que serán mucho mejores.        

         No es natural que una higuera de higos blancos dé higos rojos en otoño, sin embargo Iolé lo quiere así. Si he sido devoto con los dioses de mi jardín, si les he trenzado coronas de violetas y les he ofrecido aguamaniles llenos de vino y leche, si he agitado amapolas para ellos a la hora en que el sol besa la crestería de mis murallas entre las nubes de moscas que se apoderan del aire de la noche, si soy digno de su amistad por mi religión, haz, oh, diosa, que florezca tu higuera con higos rojos.        

         Si no me escuchas, no dejaré de venerarte con jarras frescas pero me veré obligado a levantarme al alba, en la estación de los frutos, para abrir sutilmente todos los higos nuevos y pintar su interior con la bella púrpura de Tiro.”

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

ladydark -

Charles jajaja, estaría gracioso a silbo gomero, pero además del sonido lo quiero con la imagen del silbador en la tarea jajaja.
Y de violetas, perdonar porque no viene al caso pero uno de mis versos favoritos dice :
"Es esta piel violeta de una noche
que dejamos pendiente."
(El autor tuvo el detalle de hacer edición bilingüe :P)

Herri -

Bienvenido Charles.
Sabíamos del Ion violeta de los higos rojos en su madurez, pero nuestra Iolé o Iola era la que, según unos, acosada por Hércules, que devastaba los estados de su padre Euryto, rey de Ocalio, se precipitó de lo alto de las murallas: pero el viento, llenando su vestido, la sostuvo en el aire, y la bajó sin que se hiciese el menor daño.
Para alguien educado, como M. Schwob, en la Biblioteca Mazarino de la mano de su bibliotecario y tío Léon Cahun, existían todas las Iolés posibles, pero tu nos descubres a la caprichosa Iole de Boccaccio, la que sin duda dio origen a este mimo.

Charles de Batz -

De Iolé cuenta Boccaccio que fue "reyna de Etolia, la qual se dize haver sido tan astuta y mujer tan desordenada en luxuria que quitó las fuerças a Hércules, su marido, hombre nunca vencido por otro, y lo amolleció tanto que le fizo vestir como mujer, y ella tomó sus vestidos d'él."*

Su nombre procede del griego Ion, que significa "violeta", referido al color que, según algún poeta, puede verse en algunos amaneceres y ocasos en los tintes violáceos de las nubes, producidos por el reflejo de la luz del sol. Puede verse también en esos higos frescos que se abren a nuestros más variados apetitos...

De Marcel Schwob no crea que pueda deciros nada que ya sepáis, así que

Salud y Fraternidad

*Nota para Lady: de Boccaccio no he podido ofreceros el texto original, pues además de no disponer de él, he encontrado echando la red uno muy adecuado que me permite corta-pegar sin necesidad de picar. Prometo traducirlo a silbo gomero si no te gusta ;-P

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Herri -

Vailima, no se te escapa una, y eso que hemos pintado la carne del higo con el púrpura de Tiro. No nos decepcionas nunca ;).
Lady, también vamos de la mano de Monelle bajo la mirada de Louis, a jugar en su casa de muñecas.
La semana pasada (creo), los traductores se quejaban en "Babelia" de que no se les citara, y tienen razón, cuanto más, cuando de textos de prosa poética se trata, como es el caso. Tu lo has hecho y nosotros cantamos el mea culpa; el texto nuestro es traducción de Elena del Amo; que los dioses se dignen perdonar nuestro olvido.

ladydark -

¡Cuanto placer enlazado! Primero el de teneros de nuevo recuperados para esta pequeña vida literaria nuestra. Y segundo de la mano de Schwob, aun conservo a Monelle, ella también me ofrece su mano:
"Monelle se calló y me miró: Yo he salido de la noche, dijo, y volveré a la noche. Porque yo soy una niña prostituta. Y Monelle dijo también: Tengo piedad de ti, tengo piedad de ti, amado mío. Sin embargo volveré a la noche; porque es necesario que me pierdas, antes de que me encuentres. Y si me encuentras volveré a escaparme de ti. Porque yo soy la que está sola..."
*Nota para Charles: no tengo el original, traducción de Jesus Munarriz, que no esta mal :).

Vailima -

Regresáis de la mano de Meléndez y nos dais cuenta de un magnífico festín. Higos en carne viva, desgarradoramente sexuales. En otoño, los higos se pintarán de rojo intentso, seguro: estáis en Samoa y disfrutamos con lo que nos ofrecéis.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres