Blogia
De Vere y Herri Gardens

RISO SARDONIO

RISO SARDONIO

             En el capítulo 166 del libro II, que trata de los ranúnculos, Dioscórides se refiere a uno “que nace abundantemente en Cerdeña”; podría corresponder al Ranunculus sceleratus de Linné, al cual nos estamos refiriendo, llamado de algunos, según Andrés de Laguna, “apiastri o apio silvestre, porque se parece al apio en las hojas, dado que se muestra mucho más vehemente; y tanto, que si se come hace torcer la lengua y los labios, de donde vino a llamarse apium risus, que es apio que constriñe a reír, porque los que lo comen se mueren riendo a regañadientes y mal de su grado. De aquí  que, como esta planta se llame también sardonia, porque crece en la mayor parte de Cerdeña, y haga reir sin gana, todos traigan el ya el riso sardonio en común proverbio, entendiendo por él toda suerte de falsa risa, que no nace del corazón… Todas las especies de ranúnculo son en extremo calientes, agudas, cáusticas y muy corrosivas, y ansí no se deben tomar jamás por boca ni aplicar por de fuera sino cuando queremos llamar los humores y hacer ampollas. Suelen con el ranúnculo algunos pobres hacerse llagas para conmover más los ánimos, y con esta industria coger mucho mayor limosna”

 

            Plinio nos cuenta: De la región de Uta, en la isla de Cerdeña, se había hecho traer Kratevas algunos manojos de sardonia, con su blanca cabellera de raíces, y los puso en cultivo en lugar recogido del jardín, hincándolos en tierra qu mantenía anegada con agua de lluvia. Sabía el Rizotomo –que éste era el sobrenombre de Kratevas- que los antiguos sardos usaban esta yerba para sacrificar a los ancianos, lo cual hacían con arrebatada crueldad. Y de esta misma usó él, apartado de la serenidad científica, llegados el día y la causa, que fueron el hacerse manifiesta la preñez de Vira, asiática, esclava, de trece años, a la que Kratevas amaba sin haberla tocado aún en su virginidad.

Fue averiguado que el autor de la preñez, era un mozo, poco más que un niño, servidor de Tigranes, el primer general póntico de Mitrídates, y a este Tigranes compró Kratevas el esclavo por cuanto quiso, sin pararse en avaricias –que eran muchas, según se sabe por las actas que tratan de la sevidumbre a Pompeyo después de la muerte de Mitrídates-. Y escribe Kratevas:

              “De la flor amarilla amasada en el vinagre, puse dos onzas repartidas en los oídos y en los ojos, en las narices y en los labios, en el interior del prepucio y en la profundidad del ano. Hervía la carne y rezumaba una substancia semejante a cardenillo adelgazado en leche. Los gritos llegaron a resultarme molestos. Añadí más vinagre al preparado y le ordené abrir la boca. Obedecido, hice que recibiese en su interior la sardonia líquida. El hombre puso en el aire un solo y gran alarido que fue debilitándose hasta adquirir suavidad musical, y así dio paso a una risa muda sobre el crujido de los dientes. Con las horas, la necia sonrisa se inmovilizó; uñas y párpados se mostraban azules, indicando la interior gangrena; hedía y sus orejas parecían talladas en hielo. Era mozo fuerte y tardó dos días en morir” 

            

             Luego dirán que no es útil esta nuestra página, aquí tiene el curioso lector dos utilidades en una sola planta, por lo demás común y barata; la primera deshacerte de algún familiar o deudo cargante (además con una sonrisa) y, la segunda conseguir en caso de apuro una baja laboral que facilite una temporada de asueto o reflexión. Que todas estas funciones tiene esta planta que se cría en lugares aguanosos y prados húmedos de nuestro país.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

Vere -

¿historieta? ¡abajo el carro!

Herri -

Jajaja, Anarkasis, yo creo por lo cruel del castigo, hubieron de concurrir las tres hipótesis que mencionas incluida alguna más.
Plinio el viejo, portupuesto.
De retintín nada, en algunos sesudos ensayos muy aplaudidos por estos lares se demuestra que Plinio hablaba la lingua navarrorum en la intimidad.

anarkasis -

me asaltan 3 dudas en este post macanudo.

El ejemplar castigo fue:
a)porque el mancebo se lo hizo con la asiática en vez de con él,
b) porque la jovencita le puso lo cuernos, sin mas.
c) o, por que él pagó la fiesta y no le invitaron.

no se, habría que leer (y no consultar como hize yo) a Plinio (¿el viejo supongo?) para extraer del contexto la cuestión, y sobre todo, sabiduria, mucha sabiduria,
Es sugerente esta historieta, para los dias grises

¿lo de juntar en el post a "Plinio" con lo "vasco", lleva retintin?

Herri -

Mientras escribíamos este pos imaginaba el estupor de los miembros de Euskaltzaindia al tener que euskaldunizar la Cannabis sativa y encontrarse con que el pueblo (no yo) había puesto el nombre que le hubiera correspondido al ranúnculo que comentamos hoy, irri belarra (planta de la risa)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

ladydark -

En lo de la baja casi que pruebo con el remedio ese que se decia por lo bajini en el cole, que te comias unas tizas y te daba fiebre.... Bonito post chicos auqnue un poco macabro y sádico, la verdad, hay que ver como nos hemos levantado este jueves :P

Vere -

Nos perdonarán el punto violento del post, pero no pudimos resistirnos a relacionar los bellos "botones de oro" que ya están floreciendo en nuestras praderas con muertes atroces...cuidado amigos, que tras la belleza se esconde el peligro.

Charles de Batz -

De ahí que al que la bebiera le quedara en la boca eso que se llama risa sardónica. Si es que donde haya un buen Armagnac...

Salud

Vailima -

¿útil? el placer de la inutilidad es uno de los mejores placeres que conozco. El arte inútil de ser necesario.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres