Blogia
De Vere y Herri Gardens

Las doradas manzanas del sol

Las doradas manzanas del sol


   Fue una fresca mañana de ocioso sábado norteño al hojear el periódico, llamó su atención un artículo en el que se hablaba de Byron, de su deseo de alcanzar lo imposible, de alcanzar el sol aunque se abrasara. Continuaba el artículo mencionando el libro de Ray Bradbury “Las doradas manzanas del sol” que relata la aventura de una nave espacial que tiene por misión arrancar un trozo de sol con una especie de fantástica cuchara en una bella metáfora de nuestro deseo de imitar a Faetón. Le pareció estar viviendo de nuevo aquel día en que siendo un estudiante de bachiller lo tuvo por primera vez en sus manos, prestado por una profesora de historia, a la que recuerda menuda, de mirada inteligente e inquieta, la sensación de tener un objeto precioso en la mano y como este libro fue el primero que leyó de ciencia ficción.

   No sería hasta años después cuando recordó que el bello título del libro está sacado de un poema de Yeats: "La canción de Angus el errante" inspirado a su vez en leyendas populares irlandesas.

   Con emoción, pensó que es posible que ese libro fuera lo más cercano que nunca hubiera tenido a una dorada manzana del sol.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Herri -

Perdonad que ayer no os pudiéramos contestar, durante todo el día nos fue imposible entrar a los comentarios, Nuestro HAL 9000 particular debe estar jugando un poquito con nosotros.
Amiga Lady, has encontrado todas las conexiones posibles, el sillón es para tí ;). Gracias por encontrar un huequecito en estos días para nuestros apuntes.
Anarka, como siempre, sabes sacarle el humor inteligente a cualquier cosa y eso es algo poco habitual, nos encantan tus comentarios. Y no te tapes la cara con la saya que se te ve el refajo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

anarkasis -

chico conoce a chica se enamoran y pasan cosas...

bueno, pues también está la versión bizarra

chico errante busca tesoro en compañía o no, de errantes y siendo ello su destino se enfrenta a diversas vicisitudes,
Gran parte de las novelas de aventuras y ciencia ficción, desde la búsqueda de el bellocino de oro en la lejana cólquide están basadas en esta fórmula, con extremos guiños internos

"arrancaré las plateadas manzanas de la luna las doradas manzanas del sol"


¡¡hay que viejo verde errante mas canalla!!

ladydark -

Siento mucho no haber podido llegar a las anotaciones anteriores, el tiempo empieza a ser para mi dorada manzana del sol inalcanzable. Para mi consuelo si puedo disfrutar de Yeats y Bradbury en su momento y no como vivencia del pasado.
Me encanta ese relato de Bradbury, el que da título al libro de cuentos, me gusta el comienzo, donde se hilan las citas y la literatura:
"¿Las doradas manzanas del sol?
Yeats.
¿No temas más el calor del sol?
¡Shakespeare, por supuesto!
¿La taza de oro? Steinbeck. ¿La olla de oro? Stephens. ¿Y el pote de oro al pie
del arco iris? ¡Un nombre para nuestra trayectoria! ¡Arco iris!"
Respecto a Yeats ya saben bien mis queridos náufragos que se encuentra entre mis debilidades. En resumen, que estoy como Atalanta recogiendo las manzanas de oro, tan entretenida en leeros que no llegaré a destino. Y me gusta :).
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres