Blogia
De Vere y Herri Gardens

O Choro

O Choro

   En el Brasil de finales del siglo XIX, grupos de músicos de clase media baja se reunían para beber, comer y tocar en lo que se llamaban choros. Interpretaban tanto músicas venidas del otro lado del océano, como la mazurca, la polca y otros bailes de salón de la época, como músicas oriundas: vals y tango brasileño, modinhas...

   Inicialmente el grupo de choros estaba formado por flauta o clarinete, guitarra y cavaquinho; posteriormente se le fueron incorporando otros instrumentos como el pandero, los metales etc., hasta la actualidad en la que se puede seguir interpretando casi con cualquier instrumento.

   Es difícil explicar si es un estilo musical en sí mismo; en Brasil, música popular instrumental y choro son sinónimos; podría decirse que es más una forma de relacionarse con la música, ya que el músico de choro fundamentalmente toca por placer y toca lo que le gusta, permaneciendo al margen de los gustos comerciales de la época, prevaleciendo más la maestría interpretativa; así, solamente podríamos definirlo con criterios interpretativos y de estilo. Quizás por todo esto suele decirse que el choro es música para músicos.

   En la forma musical del choro se encuentran la melodía, el centro y las baixarías; en  los clásicos la melodía estaría interpretada por la flauta, el clarinete o la mandolina, el centro son las armonías tocadas por el cavaquinho o la guitarra y las baixarías son las líneas contrapuntísticas tocadas en el bordón de la guitarra.

   También recibió influencias de otros estilos, como del jazz, por lo que los intérpretes comienzan a introducir sus variaciones sobre la melodía, e influyó en otras, así como se aprecia en algunas composiciones de Heitor Villalobos.

   Fue a través de Gabriele Mirabassi, curiosamente un clarinetista italiano al que admiramos, como descubrimos esta música; nos sedujo desde la primera escucha, y mirando los compositores de aquellas melodías, supimos de Pixinguinha, de Ernesto Nazareth y de  Jacé do Bandolim, luego nos interesamos por saber algo más sobre esta forma cultural de entender la música, que no es sino la brasiñeleidad interpretativa de cualquier música llegada de cualquier lugar, una música mestiza sin fin.

 



share your files at box.net
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

4 comentarios

Herri -

Espero que te haya gustado Charles. Me alegra que te gusten los clarinetistas de jazz; actualmente no abundan, ha pasado a ser un instrumeento menor en el jazz, pero hay algunos muy interesantes que iremos sacando en estas páginas.
Amigo Anarka, lo mismo te digo, si te apetece suscribirte al disco de la semana.

Charles de Batz -

fe de erratas: lomo donde dice loco
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Charles de Batz -

Je, je esta vez no le habéis dejado opción a mi jaca Paca, y antes de que me subiera a sus lomos, tenía a los señores músicos tocando ante mí.

- Gracias, amigos -me dice Paca que os diga-, que el hombre este, tan entrado en carnes como está, deja dolorido mi loco cada vez que me saca en busca de esos músicos...

En fín, que una vez más he descubierto lo fácil que es encontrar cosas nuevas e interesantes; que en Jazz son los clarinetistas lo que más me gusta, -creo que eso ya lo dije en su momento-, y que el necesario complemento que es el texto que lo acompaña, hacen de estas, unas magníficas presentaciones en sociedad para los señores músicos.

Siento no visitaros todo lo que quisiera. Menos mal que ya queda poco.

Salud

anarkasis -

Oye
que cosa mas linda
mas maravillosa..
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres